El Girona vapulea al Sevilla con una manita

Girona y Sevilla se enfrentaron anoche en un encuentro en el que los gerundenses recuperaron el liderato. Los locales fueron un auténtico vendaval al que los hispalenses sólo aguantaron 10 minutos, cuando anotaron su único gol.

El planteamiento de Quique Sánchez Flores no fue el mejor posible. Salvo por algunos cambios obligados, prácticamente calcó el once con el que salió a jugar en Getafe, donde parece que fue todo un espejismo. Le salió el tiro por la culata poniendo a Nianzou a defender a Savio, que hizo con el central lo que quiso. Sorprendió poniendo a Jordán de titular y jugando sin pivote ante el equipo más goleador de la categoría.  Un equipo sin ideas que desde el minuto 10 no salió a jugar. Varios jugadores acabaron muy señalados como Nianzou y Navas, además de otros, como Dmitrović, Ramos y Jordán, que ya son costumbre. 

El Girona vuelve a ganar y lo hace dando un festival. Pese a encajar primero con un gol de Isaac, que está de dulce, supo reaccionar a la perfección. Dovbyk se deshizo de los tres centrales como si nada, y Savinho volvió loco tanto a Nianzou como a Navas, ya que en cada duelo se iba de sus marcas. El delantero ucraniano firmó un “hat-trick”, en tan sólo seis minutos, que lo coloca como pichichi de la competición junto a Bellingham, y dejó el partido visto para sentencia. Pero no acabó ahí, los locales pudieron aumentar todavía más la distancia en el marcador. Ya en la segunda parte, Tsygankov metió el cuarto casi a la hora de partido, y Stuani se unió a la fiesta firmando la manita en el 89. Lo único resaltable del encuentro para los andaluces fue el tanto de Isaac para seguir consolidándose, y los buenos minutos del recién llegado Mejbri.

Tras esta victoria, el Girona ya suma la mejor puntuación de su historia en LaLiga, y aún quedan 17 jornadas. Nadie es capaz de arrebatarle este sueño a los rojiblancos, que suman una jornada más como líderes, y este miércoles afrontan los primeros cuartos de final de la Copa del Rey de su historia. Por el contario, el Sevilla sigue cuesta abajo y sin frenos, y no parece haber mucha luz al final del túnel. El jueves visitan el Cívitas para intentar aferrarse a algo en esta horripilante temporada en la que, también por una jornada más, siguen coqueteando con el descenso.

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

P