¡Supercampeón!, Real Madrid destroza al Barça con un fútbol coral

Si el derbi de la semifinal nos regaló una oda a la resiliencia y a la resistencia, la final de la Supercopa de España navegó por otras aguas. Un Real Madrid coral, con un Vinicius Jr pletórico de fútbol y efectividad, pasó por encima de un Barça que poco o nada pudo hacer. Nada de remontadas, nada de buscar fuerzas donde no había. El Clásico cayó de un único lado y ese fue el merengue. La pizarra de Al-Awwal Stadium, hogar del Al Nassr FC, donde milita la leyenda madridista, Cristiano Ronaldo, brilló con el cuatro a uno final.

En el primer tiempo, el Real Madrid ya tenía en su haber el balón del partido con el hat-trick de Vinicius Jr. Con Bellingham como asistente, abrió la lata cuando, apenas, transcurrían siete minutos. A los diez llegó el segundo, tras una escapada de su compatriota, Rodrygo Goes, que cruzó un balón frente al arco culé y que tampoco desaprovechó. El triplete llegó con un penal que Araújo cometió sobre el propio Vini, que no dudó en cobrarlo y cambiarlo por gol.

Cuando el Real Madrid levantó el pie del acelerador, con dos a cero a su favor, llegó el descuento de Lewandowski. Un golazo en toda regla, pero la sensación era de tranquilidad en el lado merengue. Parecía que hubiesen regulado la marcha pensando en el derbi por Copa del Rey. Tan es así, que el FC Barcelona no pudo disfrutar mucho tiempo de la mínima diferencia. Los merengues pronto volvieron a distanciarse y así marcharon al descanso.

La tónica del segundo tiempo volvió a ser la tranquilidad del lado del Real Madrid. Cuando aminoraban la marcha, el arma era el contragolpe y la sensación de peligro era constante. Rodrygo fue el encargado de aumentar la ventaja y anotó el cuarto al 63’. Momentos después salió expulsado Araújo, tras una nueva falta sobre Vinicius Jr. El brasileño desquició al uruguayo con su fútbol y el defensor nunca pudo ver la luz en el encuentro.

En definitiva, el Real Madrid es el nuevo Supercampeón de España y conquista el trofeo por decimotercera ocasión. Por su parte, el FC Barcelona continúa comandando el ranking con uno más. Y, sin importar la cantidad de veces que lo he dicho, lo repito: mucho cuidado con este Real Madrid. El primer paso ya está dado, siguiente paso: otro derbi, fuera de casa, por los octavos de la Copa del Rey. El barco merengue irá a ese partido con viento a favor, pero la confianza sería una mala consejera. Ya lo decía el técnico, Carlo Ancelotti: “El Real Madrid no juega por revancha. El Madrid sale a tope por la exigencia de esta camiseta. Respetamos al rival, nos ha ganado en otras ocasiones. Pero siempre tenemos hambre”. Y el próximo plato es suculento, así que amanecerá y veremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

P