Bellingham, la razón por la que el Madrid despide a su médico jefe

Es público y notorio que el Real Madrid ha prescindido del jefe de sus servicios médicos. Lo que no estaba del todo claro era el motivo principal de dicha decisión. Nico Mihic había llegado en 2017, tras la salida de Jesús Olmo, y venía de dirigir la Unidad de Prevención Precoz Personalizada del grupo HM Hospitales. Ahora bien, las razones de su despido no obedecen a un solo momento en particular, sino a una acumulación de hechos en estos años. Pero, la gota que derramó el vaso fue la luxación en el hombro de Jude Bellingham.

Al menos, esa es la información que ha desvelado Relevo. En los últimos tiempos, el Real Madrid ha tenido casos si se quiere emblemáticos, por llamarlos de un modo sutil. Lo del último año de Benzema en el club, además de lo acontecido con Hazard, marcaron sus respectivos momentos. En esta temporada, el asunto de Arda Güler, que aún no ha podido debutar, adquirió dimensiones importantes. De hecho, hay quienes piensan que su operación de menisco no fue en los tiempos que debió darse. Cabe recordar que, en principio, se optó por un tratamiento conservador. Finalmente, llegó la situación mencionada con Jude Bellingham.

El Real Madrid llegó al punto de pedir una opinión externa para evaluar el caso del inglés, con el Dr. Manuel Leyes. El galeno había operado a Thibaut Courtois y Éder  Militão de las lesiones que sufrieron en el comienzo de la temporada. La recomendación de dicho médico fue la de no reincorporar a Bellingham y que trabajara al margen, al menos, por diez días. Una vía totalmente contraria a la recomendada por Mihic. Algo que hizo saltar por los aires cualquier posibilidad de reconducción del problema.

De acuerdo con la misma información, otro de los disgustados con las decisiones del médico era Antonio Pintus. La razón principal obedece a su total exclusión de cualquier seguimiento o decisión relacionada con los jugadores lesionados. El tema de la recuperación, plazos, etc, corría a cargo de José López Chicharro, que gozaba de la confianza de Mihic, y sin comunicación alguna con el resto. Ni Pintus, ni los jugadores, ni Ancelotti estaban al tanto de lo que ocurría.

A todas estas y en definitiva, el Real Madrid decidió darle la responsabilidad, a partir de ahora, a Felipe Segura. El médico ya estaba en el club blanco desde hace dos años, al que llegó procedente del Granada. Una de las razones de su elección, fue la alta estima de la que goza con los jugadores. Se espera que Segura pueda reconducir el tema médico en el club y retomar la comunicación tan necesaria con Pintus y Ancelotti. A fin de cuentas, no se trata nada más de la gestión de la plantilla, sino de la salud de los jugadores. Y, con ocho bajas importantes, a las que se sumó Dani Carvajal en las últimas horas, le ha tocado comenzar a todo vapor.

Mientras tanto, el técnico, Carlo Ancelotti, y sus jugadores tratan de capear el temporal y aferrarse a la lucha por el liderato de LaLiga en este diciembre. La consigna no es otra que mantenerse en la pelea, a la espera de aquellos que colman la enfermería. Y, hasta ahora, no lo han hecho nada mal, pues se sostienen como líderes del torneo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

P