A raíz del caso Vinicius Júnior, la policía intervendrá en los partidos

Los episodios de racismo y xenofobia sufridos por el jugador del Real Madrid, Vinicius Júnior, siguen generando acciones para tratar de evitarlos. El punto al que se llegó, por mucho que algunos antimadridistas quieran sacar fantasmas de donde no los hay, no fue un asunto menor. La justicia deportiva actuó en su momento, y el Comité de Competición absolvió al brasileño por lo ocurrido en Mestalla. En esta oportunidad, los organismos de seguridad del estado serán los que tomarán cartas en el asunto.

De acuerdo con la información del diario El País, el Ministerio del Interior presentó una instrucción. En ella, concede a la policía la facultad de poder instar a los árbitros del encuentro, donde se produzcan episodios racistas, a parar su ejecución o suspenderla. Asimismo, podrá desalojar las instalaciones del estadio, si lo consideran prudente. La idea es evitar casos como los de Vinicius Júnior y proteger a los jugadores. Cierto es que el brasileño no ha sido el único pero, en su caso, lo alarmante ha sido la sucesión de episodios, uno tras otro.

El documento es bastante amplio en cuanto a su radio de acción. Habla de sanciones a los clubes, en caso de permitir episodios similares a sus peñas o grupos de aficionados. También extiende su vigilancia a los aledaños de la instalación que alberga el encuentro, así como a los medios de transporte en los que se desplacen los jugadores.

No faltará, como ha sido habitual, aquél que elevará su voz de protesta. Pero, lo importante no es cuál fue el detonante, si Vinicius Júnior, el Real Madrid, o cualquier otro. Lo que realmente importa es que las acciones correctivas están llegando. No estaría mal que las preventivas también llegaran y, así como los merengues sacaron de su estadio a los intolerantes, otros clubes también podrían hacerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

P